Cardenal Stepinac, salvador de los eslovenos

Cardenal Stepinac, salvador de los eslovenos

Alojzije Stepinac, el bendito cardenal de Zagreb que resistió a los regímenes ustasha y comunista, tomó un gran riesgo para salvar a 535 sacerdotes eslovenos exiliados y varios miles de eslovenos.

Entre los sacerdotes exiliados también estaba Franc Krašna, quien llevó a Stepinac a Kredarica antes de la guerra. Krašna nació en Ljubljana, pero su padre de Budanje se mudó allí. Krašna sobrevivió a la guerra en el exilio, pero fue asesinado junto con Filip Terčelj en enero de 1946.

Stepinac protestó enérgicamente ante el líder de Ustasha, Ante Pavelić, cuando siete sacerdotes eslovenos fueron asesinados en el campo de Jasenovac. A pesar de los constantes conflictos con las autoridades de Ustasha, fue condenado en un juicio político amañado inmediatamente después de la guerra y enviado a prisión. Cuando el Papa lo nombró cardenal, las autoridades yugoslavas rompieron relaciones diplomáticas con el Vaticano. El cardenal Stepinac es un símbolo de todos los católicos de la ex Yugoslavia que sufrieron el comunismo.

Un libro completo escrito sobre Stepinac y los eslovenos, escrito por el postulador de la beatificación de Stepinac, el dr. Juraj Batelja, traducido por Tina Mamić y publicado por Družina.

Compartir con otros

Marina Bratina

Artículos relacionados